Buena música de mujer

Para el próximo sábado 19 de marzo está prevista la vuelta a los escenarios sevillanos de la artista gaditana Carmen Morales, o lo que es lo mismo, La Buena Mujer, que es su nombre artístico. El motivo de este reencuentro es la presentación, en nuestra ciudad,  de su nuevo trabajo discográfico, Escapistas. El escenario de la conocida sala sevillana La Caja Negra es el lugar elegido para este concierto.
“En su segundo trabajo discográfico, La Buena Mujer es más Carmen Morales que nunca: su personalísima voz y sus composiciones imprimen carácter a esta obra en donde vuelven a comparecer sus temáticas favoritas, esto es, aquellas en la que el ámbito privado y el ámbito público se solapan. Su protesta íntima, en gran medida, se convierte en un reproche colectivo hacia ciertas costumbres que terminan, a la postre, convirtiéndose en leyes”, escribía sobre La Buena Mujer y su música el crítico musical Juan José Téllez.
“Sin embargo, hay mucho más en este álbum: de entrada, amplía la paleta musical desde pautas habituales de la canción a guiños con respecto a otros ámbitos rítmicos como el del rock o el del jazz. Es música de amalgama, bien digerida, estupendamente interpretada y que no entorpece la voz de su cantante ni el amable punzón de sus letras, con una enorme carga de ironía, de lirismo, de melancolía y de angustia, al mismo tiempo”, aseguraba Téllez.
“Se trata, en cualquier caso, de una producción madura, que actualiza el cancionero y nos brinda una propuesta singular, a la que difícilmente podemos domeñar bajo cuadros sinópticos. Libre y salvaje, La Buena Mujer vuelve a dejarnos ver un cierto lado gamberro. Lo que se agradece en tiempos tan domesticados”, decía el crítico musical.
La Buena Mujer dejó un gran sabor de boca en su última comparecencia en Sevilla, también en La Caja Negra. En aquella ocasión se presentó con su anterior trabajo de estudio, un disco llamado Esqueleto, que se publicó en 2011 y se volvió a editar, esta vez en directo, en el año 2013.
De este Escapistas, la gaditana comentó a este periódico que “a modo de presentación yo diría que sigue siendo música de fusión, con base de pop rock, pero fusionado esta vez con jazz, sobre todo, aunque también con otros estilos musicales. Las letras de los temas siguen siendo un elemento diferenciador importante. Música para oír y bailar, a la vez. Buenas letras y buen ritmo”.
Buen plan musical, por lo tanto, justo antes de que comiencen los tradicionales recorridos oficiales de las hermandades de la Semana Santa en Sevilla, muy esperados en cada rincón de la ciudad del Guadalquivir. Buena forma de emplear el tiempo disfrutando de la música de una Carmen Morales que no se dejará nada en el tintero para agradar a un público sevillano que ya la reconoce como una de las cantantes andaluzas más respetadas.